martes, 7 de febrero de 2017

Charlamos con alumnos y alumnas de ESO, Bachillerato y Módulo Profesional.

Cuando decimos que hay alternativas, es porque creemos en los jóvenes. Hay alternativas, hay muchas personas que las buscan y las construyen. Todas son incompletas, imperfectas, mejorables. Los jóvenes tienen que conocerlas y saber que el futuro les pertenece, y que una alternativa mejor está por descubrir;son ellos y ellas quienes deberán construirla.

Imagen :http://foter.com/photo/education-wires/
La educación es el mayor tesoro.

Hoy hemos charlado con el alumnado de 4º de ESO, 1º de Bachillerato y Módulo Superior de Administración de Empresas. Les hemos abierto una ventana: una ventana hacia un camino nuevo, alternativo, más allá de barreras y obstáculos: la Economía Social y Solidaria y la Economía del Bien Común. Les hemos preguntado por sus valores y les hemos hablado de los valores de la alternativa que les presentábamos:la dignidad humana, la solidaridad, la justicia social, la sostenibilidad medioambiental, la participación y la transparencia. Dialogando con ellos y ellas, nos hemos planteado si la gente se ha convertido en una herramienta para que el dinero "crezca" como si se tratase de una criatura viva, en vez de ser un medio para el desarrollo y crecimiento de las personas. Les hemos hablado de cómo se organiza en nuestro país y en todo el mundo esta alternativa económica: REAS, Mercado Social, Economía del Bien Común; finanzas éticas y moneda social, cooperativas de energía. Les hemos presentado nuestros proyectos y empresas amigas: PlanVe, Minatural, Aptent. Les hemos explicado cómo pueden participar como consumidores, y cómo en el futuro pueden ser protagonistas del cambio.
Entre todos hemos pensado cómo debería ser la empresa ideal, el trabajo ideal, y cómo hay quien lo está llevando a cabo: no se trata de un sueño, de una idea, se trata de una realidad. Incluso hemos recalcado que las empresas imbuidas de estos valores aumentan su productividad, las regiones que favorecen estos modelos sociales acaban siendo más prósperas y aumenta el bienestar de las personas.
No pretendíamos venderles nada, solamente abrirles una ventana diferente, a una realidad diferente.No somos prisioneros del presente, y ellos son dueños de su futuro. Elegirán, y apostamos que serán capaces de descubrir y construir la mejor alternativa.

Queremos dar las gracias a los profesores y profesoras, al equipo del Centro y a todos los chicos y chicas que nos han escuchado con interés, participando y aportando sus dudas y reflexiones.
Seguiremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

se consecuente con lo que escribes y respeta a las personas