martes, 26 de noviembre de 2013

Entrevista a cristian Felber de ECONOMIA BIEN COMUN en eldiario.es

"Hay que limitar el poder económico de las empresas"

Christian Felber es el impulsor de la economía del bien común, una corriente que propone poner la economía al servicio de la ciudadanía, potenciar las empresas y productos éticos y medir el bienestar de las personas
"La característica más destacada de la construcción de la unión monetaria es la falta de democracia"
"Es un éxito ideológico el que el mercado aparezca como natural, cuando es en su totalidad creación del Estado"
Christian Felber, ideólogo de la economía del bien común. / Marta Jara
Christian Felber no es economista pero su propuesta, la llamada economía del bien común, tiene cada vez más adeptos. Sus ideas son sencillas y con un parecido razonable a las que desde otras corrientes de pensamiento heterodoxo han cobrado fuerza aupadas por la crisis y la búsqueda de alternativas: economía al servicio de la ciudadanía, medir el bienestar más allá de datos económicos, potenciar el comercio justo...
Este pensador austriaco propone, por ejemplo, un semáforo del bien común que sirva para identificar rápidamente cómo de ético es un producto o empresa. En Austria, están también poniendo las bases de un futuro banco del bien común, con las mismas funciones de una entidad financiera habitual pero guiado no sólo por la viabilidad económica, sino por su aportación a la sociedad. Y donde la palabra especular, claro está, estaría prohibida.
¿Qué es la economía del bien común?
Es un modelo económico completo alternativo, tanto al capitalismo como al comunismo, que describe la totalidad de los elementos clave de un orden económico. En Austria y Alemania, el 90% de la población desea otro orden económico porque el que actúa ya no está en sintonía con los valores que están en la Constitución y en los corazones de la gente. La economía del bien común es una economía de mercado ética, solidaria, democrática, humana, sostenible, justa y también liberal, en el sentido de que todos gocen realmente de los mismos derechos y libertades, también económicos.
¿Y es compatible con el sistema actual o es algo que hay que ir sustituyendo poco a poco?
No hay que cambiarlo todo, también sería una economía de mercado, también habría oferta y demanda, empresas y dinero. Pero algunos factores se modificarían, otros se intercambiarían por completo y otros se mantendrían iguales. Actualmente, el bien común es un efecto secundario posible pero no garantizado, y el crecimiento del capital es el objetivo supremo. Eso se invertiría: el capital sería un medio para el nuevo objetivo, que es el bien común. En la mayoría de las constituciones de los países democráticos se dice que el objetivo debe ser el bien común, y el capital, el dinero y el beneficio deben ser el medio para conseguirlo.
Entonces, más que una revolución, ¿sería una reforma del sistema?
Depende de cómo definas revolución; si la defines como una inversión de medios y objetivos, entonces sí lo sería.
¿Y sería compatible con el euro y la unión económica tal y como la conocemos ahora?
Yo diría que no, porque la característica más destacada de la construcción de la unión monetaria es la falta de democracia, y la característica del bien común es la construcción democrática del sistema económico. Sería impensable que a través de un proceso democrático se construya el euro de esta forma en la que está. Si el pueblo pudiera escoger entre varias alternativas, escogería otra forma de hacer las cosas.
¿Qué mide el bien común?
Los valores más importantes de una sociedad, la satisfacción de las necesidades básicas y los fines más importantes. Es algo que no está escrito en ninguna parte, sólo se puede averiguar de forma democrática mediante una consulta. El producto del bien común sería el nuevo indicador del éxito de la economía nacional. El pueblo decidiría en procesos democráticos desde abajo cuáles son esos valores y necesidades importantes a medir. La buena noticia es que, según la psicología y la ética intercultural, son prácticamente idénticas o sumamente convergentes en todo el mundo.
¿La gente decidiría qué es lo que hay que priorizar y medir?
Eso es. Nosotros proponemos que se hagan reuniones del bien común en los municipios y que se llegue a unos veinte factores para componer el índice de felicidad, de calidad de vida o del bien común municipal.
¿Cómo hacer que las empresas se guíen por el bien común y no por la búsqueda de beneficios?
Ya existe el balance del bien común mediante un ejercicio muy sencillo: el balance mide cómo la empresa aplica cinco valores, que son dignidad, justicia, solidaridad, sostenibilidad y democracia.
Pero cómo se mide, por ejemplo, la justicia o la solidaridad en una empresa, ¿qué se tiene en cuenta?
Hemos desarrollado una matriz donde formamos intersecciones entre los grupos de contacto –proveedores, clientes, trabajadores...– e indicadores del bien común que, de momento, son 17. Es igual que el balance financiero, lo mide la empresa, pero sólo tiene validez cuando tenga el aval de un auditor.
¿Y quién dice qué es lo que tienen que medir las empresas?
De momento, somos nosotros: la asociación privada de la economía del bien común. Pero queremos que esto se convierta en ley, igual que otras leyes que obligan a las empresas a que hagan balances financieros. Hasta ahora nos apoyan 1.400 empresas y 300 implementan ya este balance. Pero somos aún muy jóvenes, sólo tenemos tres años de existencia.
Dice usted que es liberal, pero esta corriente es una forma de intervenir en la economía, ¿no es así?
Intervencionismo es una palabra vacía. Hay que definir qué es liberal y qué es una intervención. Que el Estado te dé una licencia para abrir un negocio o un banco es intervencionismo. La ley que te obliga a hacer auditorías, o la propia propiedad privada, es intervencionismo. Sin embargo, solamente aquellas intervenciones que interesan no son consideradas como tales, se consideran naturales, propias del mercado, mientras que otras intervenciones del mismo Estado que no convienen las llaman intervencionismo estatal. Es una ofensa intelectual. Es un éxito ideológico el que el mercado aparezca como natural, cuando es en su totalidad creación del Estado. La única diferencia entre la economía del bien común y la actual es que las reglas del juego se harían en sintonía con los valores de las constituciones y no en contra.
Lo que propone tiene mucho de otras corrientes como el comercio justo o la economía feminista, ¿no le parece?
Sí, nuevo no contiene prácticamente nada, solamente junta conclusiones. Si existe el comercio justo o injusto, lo que hago es primar lo que nos interesa: el justo. La cuestión es qué nos interesa primar, si lo bueno o lo malo.
Por ejemplo, la economía feminista busca indicadores económicos alternativos para medir el bienestar de una sociedad más allá del PIB. ¿Su índice del bien común serviría para eso?
Sí. Además, la atención desequilibrada hacia lo monetario se puede considerar patriarcal. Tenemos muchos enfoques del feminismo y del ecofeminismo. Lo más importante para mí es la valoración relativa del trabajo reproductivo y la desvalorización relativa del trabajo productivo, por ejemplo, disminuyendo el máximo de propiedad privada y reduciendo el horario laboral medio para tener más espacio para el trabajo reproductivo, propio y social.
Proponen limitar la propiedad privada, ¿por qué?, ¿cómo lo harían?
No es propuesta política sino que demandamos que se debata en procesos democráticos descentralizados. ¿Por qué limitar la libertad a la propiedad? Porque en una sociedad verdaderamente liberal todas las libertades están limitadas, y la limitación de las libertades es la esencial liberal. A pesar de que todo el mundo está de acuerdo en que mi libertad acaba donde empieza la tuya, y lo practicamos en casi todos los ámbitos de la convivencia, una sola libertad, la de propiedad, es ilimitada ,y, si la cuestionas, te tachan de antiliberal y comunista. Hay que limitarla para que el poder económico de una empresa no pueda ser tan grande como para aplastar las libertades económicas de otras empresas y los propios derechos políticos.
Proponéis también otras limitaciones, ¿cuáles?
No habría ningún tipo de rendimientos del capital, los ingresos serían sólo a través del trabajo y no habría ningún tipo de especulación, ni intereses, ni dividendos. Limitaríamos la desigualdad máxima en los ingresos, el tamaño de las empresas y el derecho hereditario. El objetivo es liberal: que no haya ninguna sobreconcentración de poder. Las grandes empresas tienen demasiado poder, tanto en el mercado como en el ámbito político. Liberaríamos también a las empresas de la coerción de tener que crecer a través de absorber a otras, del canibalismo.
¿Limitarían la posibilidad de que las empresas hagan donaciones a partidos políticos?
Donaciones cero, o quizá mil euros por empresa, pero sí limitarlas para que no haya desigualdad y que no el más poderoso pueda dar más.

domingo, 24 de noviembre de 2013

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE ALCORESS?


En la era de la desconfianza y la corrupción, de los recelos y las mentiras, es difícil comprender que algo pueda nacer así: simplemente de la conciencia social de un puñado de personas. Personas que formarán probablemente parte de otros círculos, que estarán o no afiliadas a tal o tal partido, que militarán o no en tal o tal ONG, que tendrán o no tal o tal credo religioso…pero que un día se unen para formar una asociación como ALCORESS simplemente porque desde sus distintos puntos de vista (a nadie se le va a preguntar por ello) les duele el drama del desempleo y deciden no quedarse al margen e intentar abrir nuevos caminos, remar en la misma dirección que tantas otras personas a las que mueve el mismo impulso: la conciencia social.
Compartimos con todas vosotras nuestro manifiesto.


ALCORESS, SU MANIFIESTO
1. AlcorEss, Plataforma por el Empleo Social y Sostenible, nace para intentar dar una respuesta alternativa a la situación actual de desempleo, que ha acarreado el aumento de la pobreza y la pérdida de derechos y dignidad, así como de degradación medioambiental. El fracaso del sistema económico y social ha provocado el aumento de desigualdades, de modo que el crecimiento económico favorece a un sector cada vez más reducido de la población, mientras que es cada vez más amplio el sector en situación de pobreza y marginación o en el umbral de la pobreza, lo que hace urgente dar paso a un nuevo sistema en el que la persona, sin distinción de ningún tipo, sea el centro y su dignidad el objetivo.
2. La actividad humana ha supuesto una degradación medioambiental de enormes consecuencias, por lo que AlcorEss apuesta por la empresa sostenible que minimice este deterioro.

3. Existen alternativas que suponen una superación de modelos caducos, como lo han manifestado numerosos economistas. AlcorEss se inspira en estas propuestas, de modo especial en la Economía del Bien Común que propone Christian Felber y en la idea de Empresa Social de Muhammad Yunus. Se pretende armonizar el respeto a la libertad y la iniciativa individual , con el compromiso por el Bien Común….

viernes, 22 de noviembre de 2013

BANCA ETICA -fiare-

ALCORESS se sustenta sobre dos columnas que son la ECONOMIA DEL BIEN COMUN y la BANCA ETICA. Conocemos lo que es la EBC pero sabemos que es la Banca ética? y en este caso quién es FIARE?..lo contamos

FIARE son dos cosas al mismo tiempo:

  • Una red de personas y organizaciones con vocación de crear alternativas dentro del mercado financiero para construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa.
  • Una empresa que opera en España como agente de Banca Popolare Etica, S. Coop.

En cuanto red de personas y organizaciones, FIARE parte de una convicción: la actividad económica no es neutral. No se desarrolla mediante mecanismos automáticos, involuntarios o inintencionales. Toda decisión económica es, en último término, una decisión ética, asumida desde un marco determinado de convicciones y cuyas consecuencias favorecen a unos y perjudican a otros.
En nuestros entornos,fiarebanner1 cada vez más personas y organizaciones se van haciendo conscientes de esta realidad e intentan tomar las decisiones sobre el destino de sus ahorros, sobre sus solicitudes de crédito o sus inversiones con responsabilidad, basándose en una información fiable y suficiente. Y quieren hacerlo para construir una economía y una sociedad donde las personas sean el objetivo y la economía el medio, donde la ausencia de ánimo de lucro en las relaciones económicas permita colocarlas al servicio de una ciudadanía activa y participativa.
En cuanto a la actividad bancaria, FIARE es agente exclusivo de Banca Popolare Etica, S. Coop, que es una cooperativa de crédito que opera en Italia como banco a todos los efectos, como puede comprobarse en el registro oficial del Banco de Italia, y como tal ofrece todo tipo de productos y servicios, sin perder sus características de ausencia de lucro, democracia cooperativa y construcción de abajo a arriba. Todo ello sin perder su condición de entidad supervisada, adscrita a un Fondo de Garantía de Depósitos en la Unión Europea, en este caso el italiano. Banca Popolare Etica, S. Coop opera en España sin establecimiento permanente, siendo FIARE su agente exclusivo. Se puede verificar el inicio de sus actividades desde la propia web del Banco de España.

viernes, 15 de noviembre de 2013

SOM ENERGIA....también economia colaborativa

Este domingo 17 a las 19:00 tenemos en el Ateneo Popular de Alcorcón un acto con representantes de la sección de Madrid de la cooperativa Som Energia. Institución cooperativa sin ánimo de lucro que pelea por el uso de las energías renovables, aquí y ahora en nuestras casas mediante un a contratación de luz que sólo utilice energía extraída de fuentes renovables.

Los ponentes serán:

Raúl Cézar

Juan José Fuentetaja

Ignacio Mora

Primero se proyectará el documental:

#Oligopoly2. El imperio eléctrico contra todxs

Luego, los ponentes nos hablarán de diferentes iniciativas de cooperativas energéticas en el estado, como Som Energia, Goiener o Enerplus

También, el compañero Ignacio Mora nos hablará sobre la iniciativa “Bájate la Potencia”

Esta es una iniciativa ciudadana de rechazo al paquete de medidas de reforma energética propuesta por el Gobierno. Está promovida por muchas y muy distintas organizaciones que comparten su indignación ante estas medidas.

Por eso te proponemos que, en señal de protesta contra la Reforma Energética del gobierno y como medida de ahorro doméstico, te bajes la potencia contratada, adecuándola a tus circunstancias.



Ateneo Popular de Alcorcón y Som Energia:

El Ateneo Popular de Alcorcón es socio de esta cooperativa y ya está recibiendo sólo energía de estas fuentes renovables.
La cooperativa catalana espera aumentar su número de socios, que ya ascienden a más de 10.000 y más de 9.000 contratos de luz.

Si quieres enterarte de cómo cambiar tu contrato de luz, te recomendamos que te pases por el acto para que tengas la información de primera mano de la gente que está embarcada en este proyecto.

Más información en somenergia.coop

Os esperamos a todas el domingo 17

lunes, 11 de noviembre de 2013

La Autogestión Viva. Proyectos y experiencias de la "otra economía" al calor de la crisis.

Tenemos el placer de poner en vuestro conocimiento el último lanzamiento, de 


editorial Queimada Ediciones:


La Autogestión Viva.

    Proyectos y experiencias de la "otra economía" al calor de la crisis.

---------------------------------------------


Un libro escrito por José Luis Carretero Miramar


Un experto en temas de Autogestión y gran 
conocedor de lo que en este campo se mueve 
actualmente en el mundo.

Es un libro eminentemente práctico, aunque toca las ideas y teorías autogestionarias y se acompaña una pequeña bibliografía sobre lo escrito en este campo. Lo que recoge, fundamentalmente es un puñado de experiencias que están funcionando en este momento, tanto en España como en otros países, que permiten plantearnos, al menos, la autogestión como un método de organización económica y social que permita superar las barreras del sistema en más ocasiones de las que habitualmente consideramos. 




Joaquín de Pastors

Editor

Queimada Ediciones S.L.